No Siempre se Logra Enganar

null


Bacchanale- Salvador Dali (1939)

Existen disímiles formas de mentir pero no siempre se logra engañar al prójimo. Ahora mismo las autoridades de la Habana realizan una campaña feroz contra todo el que disienta de la política actual, al extremo de indicar a un periodista oficial, carente de libertad para escribir, publicar una articulo o una pagina web controlada y patrocinada por el gobierno de la isla, reconociendo que el mayor peligro de la revolución es la corrupción dentro de las filas del régimen, que domina desde hace mas de cinco décadas en Cuba, incluso desplazando a la disidencia pacifica.

Ahora bien ¿Cuál es el temor de publicar en el periódico Granma, órgano oficial del partido comunista de Cuba el citado escrito? ¿Es ético privar al pueblo de conocimientos de un fenómeno nada novedoso y arraigado a cualquier sistema de gobierno? Es de mediocres pensar que todos los individuos con cargos administrativos en el aparato padezcan del …sic… del flagelo universal que atrofia la mente de los mas débiles en una sociedad plegada a la miseria humana. La prensa oficial, capaz de aceptar el encadenamiento del pensamiento procura una y otra vez complacer el capricho de una minoría que disfruta del poder ilimitado.

En ocasiones sentimos una compasión sutil por nuestros semejantes que prefieren el silencio ante un miedo muy superior al dolor y las consecuencias que ello deriva. Es fácil apartar con todas las armas disponibles a un sector de la sociedad sin posibilidad de defenderse este, de la falacia consumada.

Es imposible que todos los ciudadanos coincidamos con una misma ideología. Desde el primer momento que nos cercenan la opción de opinar y decidir por el futuro común, necesitamos rebelarnos con la marcada diferencia entre esclavitud y libertad. Por supuesto, no son todos los que elijen vivir bajo el fuego de la represión y sacudirse de la doble moral que corroe el más puro ideal.

Desde que tengo uso de razón busco diversas fuentes de información. Es triste, muy triste, pecar de idiota e ingenuo; el beneficio de la duda debe estar siempre presente en cada uno de nosotros. Nadie, absolutamente nadie posee la verdad absoluta. De alguien arrogarse semejante responsabilidad, no pasa de un mediocre y a la postre se convierte en un cadáver andante.

Los sueños son imprescindibles para la convivencia humana, pero no de sueños se vive toda la vida. Tal respuesta puede hacer sentirnos culpables. La culpa nunca queda olvidada, tampoco es cierto que existe solo la culpa negativa. La historia universal demuestra que solo los pueblos son culpables o no de la retórica artificial que nos imponen los dueños absolutos del poder.

Pablo Pacheco Ávila, prisionero de conciencia

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s