Carta de Antonio Díaz Sánchez

09_11abst0478x90m_acrilico

Imagen: Abstracto de Luís Trápaga

Entre días tediosos y pensando en su familia, en especial en Jenny, la hija mayor que viajó en abril a los Estados Unidos, Tony pasa sus días de cautiverio en una celda de la prisión provincial de Ciego de Ávila, Canaleta, Hoy recibí una carta de Antonio Díaz Sánchez, sacada clandestinamente de la zona de aislamiento del citado penal.

En ella argumenta que la visita todo fue bien. Estaba mi esposa, mi hija menor, la hermana y su esposa. Es decir, los de siempre. Cuando solicitó subir al pabellón, como es costumbre en esta cárcel para los reclusos habaneros al oficial de guardia este se retiró y cuando regresó me dijo que Reineiro le había dicho que hoy no me tocaba. Entonces le mandé a decir que él tenía razón, que estaba pasado en el tiempo. En realidad quería apelar a la conciencia de este militar, Tte. Coronel Reinieiro de Canaleta. De lo contrario mi esposa debía regresar dentro de 8 días para estar juntos 3 horas de pabellón conyugal.

Yo sabía la respuesta pero quería obligarlo a que me dijera como Pablo Manuel, “yo soy malo cantidad”, para luego tirarle a mierda su maldad y así fue. Cuando regresó el oficial de guardia, actual jefe de control penal, me dijo que Reineiro decía que no, que tenía que ser el 20 próximo. Le dije en tono familiar: -Eso no tenía problema. Él es jefe y hasta en el basurero de la calle 100 hay un jefe y el jefe es jefe aunque sea del basurero.

Esto se ha convertido en mi slogan ante la prepotencia planificada para obligarme. Debo aclarar que nada de esto él lo hace por iniciativa para no dejarme pasar los cigarros que trajo Julita, el no derecho a la asistencia religiosa, etc., etc. Esto es pensado por el G-2 o quizás le dieron el cheque en blanco para que actuara más adelante como él dice.

El mismo miércoles bien temprano me visitó en mis aposento un mayor de total uniforme. Dijo ser el oficial de la Seguridad en la prisión. Me recordó que él fue el que me trajo la ranitidina que me mandó Pablito en los primeros días de estar aquí. La conversación fue interrumpida por la requisa. No sé si llegó antes de ella para entretenerme o si realmente quería conversar conmigo, pero me prometió continuar el diálogo, aunque dudo de que regrese porque mi esposa trajo unan serie de escritos, fotocopias, y se las recogieron para revisarlas. Debo destacar que Pedro Argüelles asegura que las fotocopias fueron entregadas a la familia de Antonio Díaz Sánchez.

En otra parte de la misiva Tony comenta: -Espero que ustedes entiendan mi estrategia. Ellos tratan de desconcentrarme apretando el tornillo, pero yo no me doy por enterado, y mientras tanto sus métodos van fracasando y seguirán subiendo la parada, pero la mía sube también. Lo único que pido a Dios es que me de salud y fuerza para resistir. Así mismo Tony razona en sus palabras: -mientras tanto la solidaridad irá aumentando y veo que ellos con todas esas acciones hacen muy bien su papel de victimarios y yo, en todo momento, con mi resistencia pacífica, seré la víctima. Ésta no ha sido mi intención, sino el resultado del proceder de la prisión. Por ejemplo, den estos dos últimos meses escribí 6 cartas a mi familia y ninguna llegó. Además, seria muy bueno que personas dentro y fuera de Cuba me es criban. La dirección es: Prisión provincial Canaleta, Carretera de Sanguily, kilómetro 2 ½, zona de aislamiento, pasillo 1, celda n. 1, Antonio Díaz Sánchez, Ciego de Ávila. Deben llegarme las cartas para tener más al descubierto públicamente sus sucias maniobras que le darían luz a la oscuridad donde operan.

Tony finaliza su correspondencia sugiriendo: -También creo que las personas pueden escribirle a Reineiro Díaz Betancourt a la misma dirección exhortándolo a que me permita la asistencia religiosa y poder tomar el sol sin los grilletes. Estas cosas, te pido, pueden parecer insignificantes pero tienen tremendo resultado.

Abrazos para Félix, Alonso, Pedro y Pablito y también mi respeto y cariño a todas las personas de buena voluntad que se solidarizan conmigo.

Pablo Pacheco

Periodista independiente, grupo de los 75

Prisión provincial de Canaleta, Ciego de Ávila

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s