En Huelga de Hambre Recluso de Canaletas

El reo René Valle Ibarra, conocido también por “El Bimbo”, de 43 años de edad y con domicilio en Calle Cero número 2355 entre 4ª y Lindero, Lúyanos Moderno, en el capitalino municipio de San Miguel del Padrón, se declaro en huelga de hambre desde el 22 de febrero último, reclamando su derecho a progresar según el reglamento de la dirección de establecimientos penitenciarios del Ministerio del Interior en el régimen carcelario y esta pasado, según lo establecido, para ser mínima severidad y estar en un campamento de trabajo y gozar de permisos de salida. Pero, la jefatura del penal avileño alega que no puede ser mínima severidad porque le falta más de 5 años para la libertad condicional, a lo que Valle Ibarra plantea que él posee un listado de varios reclusos en las mismas condiciones a las suyas y que están en campamento de trabajo. Entonces, ¿porque para uno si, y para el no? Tal vez porque para René Valle Ibarra “El Bimbo” es negro y pobre.

Pedro Arguelles Moran
Grupo de los 75
Prisión Provincial de Canaletas, Ciego de Ávila

Eternamente Zapata


Los integrantes del grupo de los 75 que aun permanecemos como rehenes del régimen totalitario cubano cumpliremos este 18 de febrero 7 años y 11 meses de haber sido secuestrado por la policía política castrista. 5 días después cumpliré 63 años de edad, y ese mismo dia se cumplirá el primer aniversario del infame asesinato del mártir de la democracia, el entrañable hermano de ideas y lucha civilista Orlando Zapata Tamayo, dejado morir en su heroica huelga de hambre en reclamo de los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana. Pero Zapata Vive y vivera por siempre en cada hombre y mujer que pacíficamente lucha por el respeto a la declaración universal de derechos humanos y por alcanzar la tan ansiada transición democrática hacia una nueva Cuba donde impere el ideario martiano y el cristiano de la verdad, la libertad, la justicia, y el amor. ¡Amén!

Pedro Arguelles Moran
Prisionero de conciencia
Prisión de Canaleta, Ciego de Ávila

Decisiones

Foto: Raul Garcia

El pasado 18 de enero, los 8 integrantes del grupo de los 75 que aún permanecemos como rehenes del régimen totalitario cubano, cumplimos 7 años y 10 meses de haber sido secuestrados por la policía política comunista. Dos días después, alrededor de las 7 p.m me condujeron a la oficina del director de la prisión de Canaleta donde estoy confinado. Allí estaban él y una joven y hermosa psicóloga del Ministerio del Interior. Ambos intentaron hacerme entender que dada mi edad y mi estado de salud lo mejor para mí sería partir al exilio.

Casualmente, días atrás una doctora clínica me hizo un reconocimiento médico y me informó que tengo el hígado inflamado por lo que no puedo hacer ayunos.Yo riposté que de mi patria no quiero irme, pues aquí nací y aquí quiero morir y ser enterrado. En un momento del intercambio de criterios, el jefe de la prisión me dijo que me había mandado a buscar para que hablara por teléfono con el Cardenal Jaime Ortega, pues el también arzobispo de La Habana iba a comunicarse conmigo. Acoté que no tenía nada que hablar con su Eminencia, ya que el 10 de julio del año pasado le manifesté a él –a través de la línea telefónica- que de mi patria no me iría.

La psicóloga me planteó que las personas cambian de opiniones y de decisiones a lo cual le confirmé que sí, que ella tenía razón puesto que en el año 1961 con sólo 13 años de edad yo me había ido a alfabetizar con la brigada Conrado Benítez, era también miliciano pues me había alistado en las filas militares con más edad de la que tenía realmente, pertenecía a la Asociación de jóvenes rebeldes y me consideraba todo un revolucionario de “Patria o Muerte”. Hoy, sin embargo, soy un anticomunista y anticastrista convencido y comprometido con la honrosa lucha civilista para alcanzar la tan añorada transición democrática.

La hermosa profesional me enfatizó en que justamente la oportunidad que yo estaba rechazando haría a muchas otras personas llorar por tenerla, a los cual le indiqué que yo en realidad lloraría si me desterraran de la mayor de las Antillas. En fin, le comuniqué al jefe de Canaleta que me iba para el destacamento donde me mantienen confinado y si el Cardenal Ortega llamaba que le dijeran de parte mía que “de mi patria no me quiero ir”. Decisión que he tomado con tiempo y a consciencia desde el año 1993 en que me involucre en un intento de salida ilegal del país por La Habana y comprendí en medio de sus preparativos que mi destino era quedarme a luchar pacíficamente por el respeto a los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana. Decisión que mantendré hasta las últimas consecuencias porque mi alternativa de vida ha sido y es la de continuar siempre hacia adelante y cumplir con la máxima martiana de “el deber de un hombre está ahí donde es más útil”. Amén

Pedro Argüelles Morán
Prisionero de conciencia
Prisión provincial de Canaleta

Medio año


Han pasado 6 meses desde que rechace partir al destierro. En todo ese tiempo el régimen comunista cubano ha estado incumpliendo con su compromiso de excarcelarnos– los integrantes del grupo de los 75 que decidimos no abandonar nuestra patria. Durante éste medio año se han ido posponiendo varios plazos para que se derriben las infames rejas que nos separan de nuestro entorno familiar y social. Evidentemente, el régimen totalitario castrista no tiene la más mínima voluntad de liberarnos y sí el propósito de desterrarnos a toda costa. Porque no hay ninguna justificación posible para mantenernos secuestrados como sus rehenes. Particularmente no hay presión alguna que me obligue a abandonar mi patria, ni mucho menos la enaltecedora y dignificante lucha civilista por el respeto a los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana. Derechos y libertades que de manera muy contumaz el régimen de la Habana viola sistemática e institucionalmente desde que se apoderaron del poder mediante la fuerza de las armas, gobierno mediante la fuerza de las armas, la intimidación, y el terror en el año 1959. Continuaremos la pacifica lucha por alcanzar la tan anhelada y sufrida transición democrática hacia el estado de derecho, la sociedad civil, y la justicia social.

Pedro Arguelles Moran
Prisionero de conciencia, prisión provincial de Canaleta en Ciego de Ávila.

Nuevo Blog

Los días en que Claudia, Ciro, Eugenio, Marta, Reinaldo y Yoani grababan mi voz desde la prisión para publicar mis posts en el blog “Voz tras las rejas” quedaron atrás.  Al menos para mí, pues Pedro Arguelles, Félix Navarro y Diosdado  Marrero continúan encarcelados. Publicar mis escritos era una verdadera odisea,  se tenían que  vencer innumerables obstáculos impuestos por la dictadura para evitar que se conozca la cruda realidad de las prisiones cubanas y por supuesto silenciar las voces de los presos políticos y de conciencia.

“Voz tras las rejas” dejó huellas imborrables en los hombres y mujeres que nos involucramos en el proyecto, dentro y fuera del país,  pero llegó el momento para algunos de nosotros de comenzar una nueva etapa.  Al llegar a España declaré que “Voz tras las Rejas no muere” y continuará ofreciendo ahora su espacio y sus colaboradores a quienes aún permanecen en las mazmorras cubanas; seguirá siendo esa luz en las tinieblas de los que no tienen voz tras los barrotes.

Comienzo una nueva etapa, con nuevas metas y un nuevo blog en la plataforma  “Voces del exilio”. Un nuevo blog que he llamado “Voces del Destierro”   y donde escribiremos algunos de los ex presos nuestras vivencias del  presidio. Esperamos recibir el apoyo de  siempre de parte de los fieles comentaristas y, por supuesto, están invitados todos los del grupo de desterrados que deseen escribir sus vivencias. Las condiciones son las mismas que las que existían para participar en Voz tras las Rejas: cada cual se responsabiliza por sus escritos, y que deben respetar el criterio ajeno.

Nos vemos en el nuevo blog

Pablo Pacheco Ávila

Visite el blog aqui: Voces del Destierro

Arguelles: “El habito de mentir”


“Looped Chain”- por Scott Geyer

Una vez más, el régimen totalitario Castrista no cumple con sus compromisos, porque la mentira, la demagogia, el populismo, la hipocresía, y el cinismo forman parte de su esencia y su naturaleza. Recientemente, el Ministro de Mentiras Exteriores del régimen de la Habana declaro, allá por Nueva York en la ONU, que los integrantes del grupo de los 75 que aun permanecemos secuestrados como rehenes seriamos liberados bajo licencias extrapenal antes del 26 de octubre. Por supuesto, eso fue otra mentira.

Ahora, este 7 de noviembre se cumplió el plazo de 4 meses para que nos excarcelaran, según nota de prensa del arzobispado de la Habana, aparecida en el órgano oficial comunista, Granma, el pasado jueves 8 de julio y que Prensa Latina también informo. Y eso también fue otra mentira. Del grupo de los 75, aun quedamos encarcelados 13 hermanos- que somos lo que no aceptamos abandonar nuestra patria, pero todo parece indicar que el régimen comunista cubano está empeñado en expulsar del país a la mayor cantidad de disidentes posibles, porque del “edén” de los trabajadores van a botar para la calle más de un millón de los actuales esclavos. Personalmente, no tengo el más mínimo interés de irme para ningún otro país, y solo deseo continuar aquí en mi patria y como luchador civilista en favor del respeto a los derechos y libertades inherentes a la dignidad de la persona humana.

Pedro Arguelles Moran
Grupo de los 75
Prisión Provincial de Canaletas, Ciego de Ávila

Sajarov a Fariñas: Reconocimiento a los demócratas Cubanos

Generalmente los premios levantan polémicas y es normal. Sólo los regímenes totalitarios se adjudican el derecho de que todos deben pensar y actuar por unanimidad. Pero, pese a algunas voces discordantes, mayoritariamente de los defensores del régimen, la opinión más generalizada es que los últimos premios prestigiosos otorgados en el mundo han sido sobre todo para la lucha por la democracia.

Primero, la academia noruega otorgó al disidente chino Liu Xiaobo el Premio Nobel de la Paz. Días después, el periodista y opositor pacifico cubano Guillermo fariñas es laureado con el premio Sajarov. Ambos luchadores tienen un denominador común: tanto Liu como Fariñas defienden los derechos humanos, los dos han sufrido el presidio político por promover cambios civilizados en sus respectivos países. Lo más seguro es que ninguno de los dos podrá recoger personalmente esos premios se han ganado con esfuerzo, valor y mucha voluntad.

Las autoridades cubanas han violado sistemáticamente el derecho de los cubanos a salir y regresar a nuestra tierra. Es la tercera ocasión que alguien del patio gana el Sajarov, algo de lo que siento mucho orgullo. Primero, Osvaldo Paya Sardiñas, líder del movimiento cristiano liberación (2002). En el 2005 fueron distinguidas con ese galardón “Las Damas de blanco” y ahora Fariñas. Pero La Habana no autorizó a las representantes de la organización de féminas hacer las maletas para asistir a la ceremonia en el Parlamento Europeo y si Paya pudo realizar el viaje en 2002, fue por presiones de la comunidad internacional.

El proceso de liberación de presos políticos cubanos en el verano ultimo y del cual he sido beneficiado se produce por disímiles factores. La muerte lamentable del preso político y de conciencia Orlando Zapata Tamayo fue el detonante; el valor de las Damas de Blanco, la actitud firme de los condenados por motivos de conciencia en la primavera del 2003, y la gota que obligo al régimen a ceder fue la huelga de hambre de Fariñas exigiendo la liberación de los más enfermos en cautiverio del citado grupo de los 75. Todo esto secundado por una fuerte presión de la comunidad internacional.

Por eso no puedo dejar de agradecer a Fariñas y felicitarlo por el Premio Sajarov, que él ha dedicado al pueblo cubano. Su reconocimiento a todos los demócratas cubanos dejan clara su disposición a continuar batallando por la democracia en Cuba.

-Pablo Pacheco

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.